Poesía clorada III

Dedicado al insigne poeta arcense Julio Mariscal:
 
 
A TÍ

Aquí tendrás tu sitio

rosa en mi jardín desolado.

También privilegiado palco

entre recuerdos divinos

de mi corazón cansado.

No digo tu nombre, ¿para qué?,

tú sabes cómo llenas todo el poema,

como agua etérea en crisol de gema.

Mártir yo era,

de tu indiferencia rastrera.

Mas no tenía valor suficiente

para con mis palabras desnudas,

a mi amor hacer frente.

Ahora, ya perdido el girasol del tiempo,

cansino de veredas dispares, desencantos,

vuelvo a traerte pura en mi blanca cuartilla

para decirte algo que, acaso callé entonces

y que, quizá, prefiera callarlo todavía…

Rafael Gil (Mayo 1993)

Anuncios

Una respuesta a “Poesía clorada III

  1. Gracias Fali, después de leer y releer me parece fabuloso, en cierta forma le encuentro parecido a su forma de escribir, si no te importa lo voy a imprimir para guardarlo con el resto de sus recuerdos.
    Te agradezco de corazón que buscaras inspiración en su poesía, no debemos olvidar nuestras raíces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s