Chapuzón salvaje: la Piscina del Diablo

Hojeando la prensa digital me he encontrado con este artículo de “El Viajero Astuto“, un blog de viajes de El País. Me ha impresionado ver como la gente llega hasta el límite del vértigo más alucinante para tener una experiencia vital. Sin entrar a juzgar, solo pretendo mostrar una actividad acuática más, eso si, de lo más singular. Si me encuentro más “chapuzones radicales” como este, prometo traéroslo.

El viajero astuto inicia una serie sobre los lugares más insólitos para nadar o bucear en la naturaleza. Cataratas, pozos marinos, pilones de pueblo… Emociones no aptas para amantes del secano. O sí.

Vuestra playa esta abarrotada de toallas y sombrillas. Y alguien cerca de vosotros chorrea bronceador. A que os apetecería un baño refrescante en un lugar donde hubiese poca gente, o mejor nadie. Sin tumbonas, sin chiringuitos, sin alemanes o británicos ahítos de cerveza. ¿Qué tal en la Piscina del Diablo? Devil’s Pool, la Piscina del Diablo, es una poza excavada en la roca en el mismo borde de las cataratas Victoria, en la frontera entre Zimbabue y Zambia, donde el río Zambeze se precipita con violencia a lo largo de 1,7 kilómetros y desde más de cien metros de altura.

Livingstone rebautizó las cataratas en 1855 con el nombre de su reina, ignorando su poético nombre local: “el humo que retruena.” Fue el primer europeo que llegó hasta allí, remontando el río Zambeze desde el Índico en su famoso viaje al corazón de África (Ya sabéis, “El doctor Livingstone, supongo”). Cuando el río va fuerte (normalmente en abril y mayo, durante la estación de las lluvias), pueden llegar a caer cinco millones de metros cúbicos por minuto.

Entre septiembre y diciembre, cuando baja el caudal del agua, es posible darse un chapuzón de vértigo en esta piscina natural. Los usuarios de Trip Advisor la han elegido el lugar más friqui del mundo para bañarse. Los guías aseguran que es seguro, pero al menos 15 personas se han caído de esta singular bañera. Si no los mató la caída se los comieron los cocodrilos. Y lo peor de todo, sin toalla para secarse.

Si al menos hubiese sido en compañía de Marilyn, como en Niagara… Un apunte práctico: A la Piscina del Diablo se accede desde la isla de Livingstone, en Zambia. El aeropuerto más cercano está en Victoria Falls, una sucesión de hoteles, bares, agencias de viaje y tiendas para turistas. La estación seca, entre mayo y octubre, es la temporada más aconsejable. Iberia vuela a Johannesburgo; desde allí, con South African Airways, a Victoria Falls.

Fotos: Mark Shoberg

Gracias por seguir ahí…

Anuncios

10 Respuestas a “Chapuzón salvaje: la Piscina del Diablo

  1. Dios…. con la piscinita… creo que me quedo en el club, a mi las alturas me vienen grandes… ¿porque crees que nado a espalda?, me ahorro el mal trago del podium….

    BuenissSSimo Rafa

  2. Pues iba bien hasta el asunto cocodrilo…. que tiene huevos, que encima del salto que te metes para el organismo, tengas que estar pendiente si viene un bichejo con ganas de masticarte un ratito…

  3. jejejeje, Migue, con un poquito de práctica seguro q eres capaz de tirarte de cabeza del podium del club. Samu, el asunto cocodrilo creo q es al principio, cuando tienen que cruzar el río a nado para llegar a esa zona. Los animales autóctonos creo que no hacen el cafre acercándose allí.

    Gracias por seguir ahí…

  4. Pues me has quitado un peso de encima canijo, ya me imaginaba cayendo y viendo al cocodrilo con cara de decir “BENDITO CARAJOTE ESTA HECHO ESTE TÍO…”

  5. joe .. impresionante !!! solo ver los videos te da vertigo … pero el sitio es halucinante … super bonito !

    • Romina!!! qué alegría verte por estas corcheras…A ver si algún día organizamos un viajecito a algún Cto. Máster en África y nos marcamos algunos momentos de infarto como éstos…

      Gracias por seguir ahí…

  6. Bueno, bueno, no esta mal el jacuzzi.
    Recuerdas los baños en las compuertas del canal? tambien tenia lo suyo, hombre ni comparacion con esto…

    salu2

    • La verdad es que la probabilidad de que palmaras en el intento era palpable en el canal, así que morir despeñao en África o ahogado en La Junta de los Ríos, es morir al fin y al cabo… Pero qué años aquellos..

      Gracias por seguir ahí…

  7. Muy interesante tu blog, impresionante fotografía ésta. Lo miraré más detenidamente.

    Te he visto en el concurso 20 blogs, te invito a “Conocer Madrid.

    Suerte y un saludo

  8. Hola Ángela,

    muchas gracias por tus amables palabras. He entrado en tu Blog y me ha gustado muchísimo también. Qué pena no haber tenido esa estupenda herramienta durante los 6 años que viví en Madrid.

    Espero sigas disfrutando Entredoscorcheras, yo por mi parte, prometo hacer lo propio por tus calles de Madrid.

    Gracias por seguir ahí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s