Instantáneas cloradas II

LA BALADA DEL ESPANTO

Tengo el corazón en carne viva,

 y le pongo agüita de rocío

 no hallo más que tu vacío

 ni risas, ni cuentos, muerto en vida.

 

 Tengo el corazón bajo palio,

 “pa” que no se moje con tus miedos,

 calado hasta los huesos lo dejo

 la desesperanza mi remedio.

 

 El alma como el ojo de un tuerto,

 mi espíritu esparto baldado,

 de arar en tu estéril sembrado,

 sin una gota que riegue el huerto.

 

 Con estos mimbres tejo el futuro,

 vaya tres patas para un banco,

 de la una y la dos ni hablo,

 la otra se lamenta en un muro.

 

 Y gota a gota me desangro,

 y paso a paso me levanto,

 y día a día yo me canto

 la balada del espanto.

 

 Si ves un día un charco,

 en la puerta de un colegio

 no lo pises con desprecio

 mi alma en él se refleja

 que de tanto amarte ya no ceja

 y te espera en aquel banco.

 

Fotografía: Juan Mariscal.

Poesía: Rafa Gil

Gracias por seguir ahí…

Anuncios

9 Respuestas a “Instantáneas cloradas II

  1. Ya añoraba yo las mañanas de desconexión de curro para leer cositas por estos lares…
    Como tú dirías, gracias por seguir ahí…

  2. Muchas gracias Migue por tus palabras. Esta poesía no es demasiado positivista que se diga, pero espero con toda el alma poder volcar algo de alegría y optimismo en breve entre estas dos corcheras que se han tomado un mesecito de desconexión.

    Gracias y mil gracias por seguir ahí, Migue…

  3. Qué abrazo te voy a dar cuando te vea canijo. Me has puesto los pelos de punta.

  4. Gracias Samu por tus amables palabras, nos vemos en breve.

    Gracias por estar y seguir ahí…

  5. Esperaba con ansia tu vision y tus letras para esa imagen, no me has defraudado, como dicen los pelos de punta. Hay muchas formas de sacar los sentimientos hacia fuera, es dificil y facil a la vez. Sinceramente esta vez puedo ver dentro de ti.

    Animo y sabes donde estoy.

    Un Abrazo.

    PD – ya tengo nuevas imagenes y mas refrescantes.

  6. Gracias Juanito por tus comentarios, tus imágenes (tan tuyas como siempre) y sobre todo por tu amistad. Aunque no nos veamos todo lo que quisiéramos, se que siempre has estado y estarás ahí, al igual que espero que tú también lo sientas igual.

    Un abrazo, y un día de estos montamos una exposición en Arcos mano a mano, jejejeje.

  7. No dudes ni por un segundo que siempre me encontraras donde siempre… al igual que se que estaras ahí… donde siempre.
    Cuando quieras montamos esa exposición, me haría más ilusión que cualquiera que se pudiera montar en la mejor galería del mundo

  8. Esta balada aciaga cala hasta lo más hondo. Pensamientos y sentimientos negativos rondarían por tu cabeza y mente cuando escribiste este poema. De eso, no hay duda. Pero que de cosas se reflejan en ese charco…en esos pasos atropellados que huyen o van en busca de algo. El hecho de caminar, en sí mismo, ya es positivo. Significa que no nos quedamos quietos, que nos dirigimos hacia algún lugar. Yo, Rafa, como siempre, intentando ver y sacar el lado positivo a todo.

  9. Cuando los pies se mueven, lo hace también el corazón. y cuando éste bombea sangre ha de ser sangre nueva, fresca y oxigenada. En aquella época no había pasos, ni corazón que latiera, ni oxígeno en la sangre.

    Pero con los primeros pasos, la sangre se ha ido renovando y los pasos reorientándose a piscinas de aguas más cristalinas. Ahora me siento ligero en el nado y optimista con mi rumbo.

    Gracias por seguir ahí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s