Alexander Dale Oen, muerte de un nadador.

Una vez más nos vemos, querid@s corcher@s, en la triste situación de comentar la pérdida de otro de los nuestros. En este caso, no tuve la oportunidad de conocer a Alexander en persona, pero que duda cabe que sus logros deportivos nos asombraron a todos los que amamos este deporte y que, su muerte nos ha conmocionado y ha provocado muchas reflexiones en numerosos y variados círculos natatorios.

No me gustan las especulaciones, y mucho menos cuando se trata de analizar la muerte de una persona, sea lo famosa que sea, así que, con el único ánimo de ofreceros algo de información acerca de la muerte súbita en deportistas (posible causa del fallecimiento de Alexander Dale Oen), me gustaría volcar algunos estractos de estudios científicos sobre la materia.

Antes de continuar, quisiera aportar un dato que a mi parecer es bastante relevante: No existe ningún estudio (que yo sepa; y ruego que si algún lector posee información que lo contradiga me lo haga llegar) que correlacione los fallecimientos por Muerte Súbita en la Población General con la Población de Deportistas Recreacionales y de Élite. Ni siquiera de la evolución de los citados tres datos anteriormente mencionados en las últimas cinco décadas.

Si he encontrado estudios, a los que más adelante haré referencia, que analizan los casos por separado, lo cual nos hace tener una idea de la situación en las diferentes poblaciones, pero no la correlación existente entre las mismas.

Mi pregunta a la comunidad científica que está avanzando en este campo es la siguiente: ¿Han aumentado en los casos de Muerte Súbita en la Población General en la sociedad occidental?; en caso de respuesta afirmativa:  ¿Ha aumentado porcentualmente el número de casos de Muerte Súbita en Deportistas (sean recreacionales o de élite) en la misma medida en la que lo han hecho los de la Población General?; y finalmente si tuvieramos ambas respuestas afirmativas: ¿Qué factores REALES son los verdaderamente causantes de la mayoría de los casos de fallecimiento por este mal?

Para empezar a daros un poco de luz sobre tanto interrogante quisiera comenzar con la definición de Muerte Súbita en general y más especiíficamente en deportistas:

MUERTE SÚBITA

La Organización Mundial de la Salud la define como “aquella muerte no violenta e inesperada que ocurre en un periodo de teimpo de seis horas en un sujeto aparentemente sano o en un sujeto enfermo cuya situación es estable o está mejorando” (Garamedia, Arbella, Aguilera. Hemoperitoneo masivo consecutivo a perforación espontánea de vesícula asociado a muerte súbita. cuad, med, forense. Abril 2002. n 28, p 37-41).

MUERTE SÚBITA EN DEPORTISTAS

Según los doctores García, Kriskowich, Parras, De La Rosa y Riera, del Instituto de Cadiología de Corrientes (Argentina), consiste en “aquella que ocurre dentro de 1 hora del inicio de los síntomas agudos, en coincidencia temporal con la actividad deportiva y en ausencia de una causa externa que de por sí pueda provocarla”.

Una vez identificado el “enemigo” existen formas de combatirlo, si bien, las probabilidades de éxito no son siempre del 100%. Además de llevar unos hábitos de vida saludable, es imprescindible la localización temprana de aquellos individuos que pudieran estar incluidos dentro de grupos de riesgo (en el caso que nos ocupa, los deportistas, sean de élite o no).

Para ello, al menos en la Comunidad Autónoma de Andalucía, contamos con los servicios del de Centro Andaluz de Medicina del Deporte, con sedes en las ocho provincias de la región.

En dichas sedes se someten a los deportistas que lo solicitan, bien particularmente bien mediante la gestión de sus correspondientes federaciones territoriales o de la Fundación Andalucía Olímpica, a diferentes pruebas de detección de estas cardiopatías: Pruebas de esfuerzo, electrocardiograma, análisis de la composición corporal y analíticas de sangre. Además del asesoramiento de un nutrido y eficiente grupo de profesionales con el Dr. Juan de Dios Beas Jiménez a la cabeza.

Juan de Dios Beas

Muchas veces, por desinformación, se desconoce la posibilidad de que el deportista pueda realizar este tipo de seguimiento y en otras muchas ocasiones, OS PUEDE SALVAR LA VIDA.

De todas formas, y volviendo a algunos de los interrogantes que se me quedan al hacer una breve investigación por la red acerca del tema en cuestión, me pregunto también si el estilo de vida que llevamos hoy en día, con los productos químicos que se emplean en la producción de alimentos y en el resto de utensilios que conforman nuestra cómoda existencia occidental, no estará llevándonos a la senda del aumento de estos casos. En tal caso, debería, a mi parecer, clasificarse este tipo de muertes no como súbitas sino como el resultado de unos malos hábitos alimenticios y de estress deportivo que lleva a desencadenar esos accidentes cardiovasculares.

A nivel sociológico y mediático, que duda cabe que la muerte de un campeón del mundo de natación ha tenido cierta presencia en los medios de comunicación españoles (incluso siendo un deportista noruego), pero desde luego no la que tuvieron las muertes de los malogrados Daniel Jarque y Antonio Puerta. En una entrega de los Premios Andalucía de los Deportes, tuve la ocasión de presenciar como, a título póstumo, le entregaban a los familiares del jugador sevillista el citado galardón. En el discurso de agradecimiento, el hermano de Puerta pidió a las autoridades más información, más controles y más medios para que no se volvieran a repetir caso como el de su tristemente fallecido hermano.

Antonio Puerta

Antonio Puerta

Dani Jarque

Dani Jarque

 

Cierto es que, aquí en Andalucía, existen los medios, pero todavía estamos lejos de mantener correctamente informada a la población. El deporte de Alto Rendimiento conlleva unos riesgos para la salud de los que no siempre se informan a los menosres de edad, ni a sus padres, que comienzan en la práctica deportiva competitiva. A mi entender, tanto el entorno como el propio deportista debe tener esa información y decidir, entre todos, si quiere asumir los riesgos que llevar su cuerpo al límite conlleva.

Es decir, la suma de MEDIOS+INFORMACIÓN+RESPONSABILIDAD, podría, y digo sólo podría, evitar muchos de estos accidentes. La fama es tentadora, la vía de conseguir dinero y reconocimiento social a través del deporte está muy bien vista en nuestra sociedad y, quizás, lanzamos a nuestr@s hij@s a un camino para el que desconocemos si se encuentran fisiológica y psicológicamente preparados.

Que duda cabe que nuestra sociedad avanza en conciencia y responsabilidad. Ojalá la muerte de un gran campeón como Alexander Dale Oen sirva para dar otro paso adelante en esa conciencia y cultura deportiva que realmente necesitamos como individuos al servicio de nuestro cuerpo, no al servicio de intereses “patrióticos” o comerciales.

Gracias por seguir ahí…

Rafa Gil

Anuncios

2 Respuestas a “Alexander Dale Oen, muerte de un nadador.

  1. Totalmente de acuerdo contigo Rafa!! Me consta que el CSD tiene conciencia de esta problemática y se realiza un seguimiento exhaustivo a los deportistas de A.R. Pero como lo que se acerca al limite de las capacidades del cuerpo humano tiene sus riesgos. Y como bien dices la información es fundamental y en estos casos escasa. Deberían reunir a esos padres-sufridores que llevan una vida de sacrificio a la par de sus hijos con tal de que lleguen a lo mas alto y explicarles bien hasta que limites a nivel funcional se ponen a prueba estas maquinas de entrenamiento y competición. Ya hay muchos casos, tanto en deportistas como ex- deportistas de elite con problemas cardiacos. Y a mi me gustaría saber POR QUE?
    Muchos besos Rafa!!!!!

    • Hola Ana,
      qué alegría verte por estos clorados bytes. Es cierto que tanto el Consejo como las Comunidades Autónomas, hacen los pertinentes seguimientos, pero el verdadero problema de base es un asunto que se considera tabú para los que trabajamos en y del deporte de rendimiento: ¿Es bueno o no el deporte de élite para la salud? y en caso de que no lo sea ¿somos libres para decidir si queremos seguir ese camino vital? Para un chico asturiano (por ejemplo) que se le de muy bien el ciclismo (por ejemplo), ¿qué será más perjudicial para su salud: adentrarse en el mundo del ciclismo profesional (con los riesgos y presiones que ello conlleva) o una muerte lenta por silicosis en la mina de su pueblo (por ejemplo)?

      ¿Alguien me da su opinión?

      Gracias por seguir ahí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s